top of page
GKAH1796_edited.jpg

Trauma Facial

Una versión más sana de usted

Un especialista oral y maxilofacial está completamente calificado para reparar lesiones faciales. Estos profesionales están bien versados en atención de emergencia, tratamiento agudo y reconstrucción y rehabilitación a largo plazo, no solo por razones físicas, sino también emocionales. Las lesiones en la cara, por su propia naturaleza, imparten un alto grado de trauma emocional y físico a los pacientes. La ciencia y el arte de tratar estas lesiones requieren un entrenamiento especial que implica una experiencia "práctica" y una comprensión de cómo el tratamiento proporcionado influirá en la función y apariencia a largo plazo del paciente.

Dr. Reyes cumple y supera estos estándares modernos. Está capacitado, y especialmente calificado para manejar y tratar el trauma facial. Forma parte del personal de los hospitales locales y brinda cobertura de sala de emergencias para lesiones faciales, que incluyen las siguientes afecciones:


Laceraciones faciales (Heridas)

Laceraciones intraorales

Dientes avulsionados (caídos)

Huesos faciales fracturados (mejillas, nariz u órbita del ojo)

Mandíbulas fracturadas (mandíbula y maxilar)

LA NATURALEZA DEL TRAUMA MAXILOFACIAL

Hay varias causas posibles de traumatismo facial, como accidentes automovilísticos, caídas accidentales, lesiones deportivas, violencia interpersonal y lesiones relacionadas con el trabajo. Los tipos de lesiones faciales pueden variar desde lesiones en los dientes hasta lesiones extremadamente graves en la piel y los huesos de la cara. Por lo general, las lesiones faciales se clasifican en lesiones de tejidos blandos (piel y encías), lesiones óseas (fracturas) o lesiones en regiones especiales (como los ojos, los nervios faciales o las glándulas salivales).


LESIONES DE TEJIDOS BLANDOS DE LA REGIÓN MAXILOFACIAL

Cuando ocurren lesiones de tejidos blandos, como laceraciones, en la cara, se reparan mediante suturas. Además de la obvia preocupación de proporcionar una reparación que produzca el mejor resultado cosmético posible, se tiene cuidado de inspeccionar y tratar lesiones en estructuras como nervios faciales, glándulas salivales y conductos salivales (o canales de salida). El Dr. Reyes es un cirujano oral y maxilofacial bien capacitado y es competente en el diagnóstico y tratamiento de todo tipo de laceraciones faciales.


LESIONES ÓSEAS DE LA REGIÓN MAXILOFACIAL

Las fracturas de los huesos de la cara se tratan de manera similar a las fracturas en otras partes del cuerpo. La forma específica de tratamiento está determinada por varios factores, que incluyen la ubicación de la fractura, la gravedad de la fractura y la edad y la salud general del paciente. Cuando se fractura un brazo o una pierna, a menudo se aplica un yeso para estabilizar el hueso y permitir una curación adecuada. Dado que no se puede colocar un yeso en la cara, se han desarrollado otros medios para estabilizar las fracturas faciales.


Una de estas opciones consiste en conectar el maxilar y la mandíbula, para determinadas fracturas de la mandíbula superior o inferior. Ciertos otros tipos de fracturas de la mandíbula se tratan y estabilizan mejor mediante la colocación quirúrgica de placas pequeñas y tornillos en el sitio afectado. Esta técnica de tratamiento a menudo puede permitir la curación y elimina la necesidad de tener el maxilar y la mandíbula unidas. Esta técnica se denomina "fijación rígida" de una fractura. El desarrollo y el uso relativamente recientes de la fijación rígida han mejorado profundamente el período de recuperación de muchos pacientes, permitiéndoles volver a la función normal más rápidamente.

LESIONES EN LOS DIENTES Y ESTRUCTURAS DENTALES ALREDEDORES

Las lesiones aisladas en los dientes son bastante comunes y pueden requerir la experiencia de varios especialistas dentales. Los cirujanos orales suelen estar involucrados en el tratamiento de fracturas en el hueso de soporte o en la reimplantación de dientes que han sido desplazados o caídos. Este tipo de lesiones se tratan mediante una de varias formas de entablillado (estabilización mediante alambres o uniendo los dientes). Si se cae un diente, debe colocarse en agua salada o leche. Cuanto antes se vuelva a insertar el diente en la cavidad dental, mayores serán las posibilidades de que sobreviva. Por lo tanto, el paciente debe consultar a un dentista o cirujano oral lo antes posible. Nunca intente limpiar el diente, ya que los restos del ligamento que sostiene el diente en la mandíbula están adheridos y son vitales para el éxito de la reimplantación del diente. Es posible que se recurra a otros especialistas dentales, como endodoncistas, a quienes se les puede solicitar que realicen una terapia de conducto, y / o dentistas restauradores, que pueden necesitar reparar o reconstruir dientes fracturados. En el caso de que los dientes lesionados no puedan salvarse o repararse, los implantes dentales a menudo se utilizan ahora como reemplazo de los dientes faltantes.


El tratamiento adecuado de las lesiones faciales ahora es competencia de especialistas que están bien versados ​​en atención de emergencia, tratamiento agudo, reconstrucción a largo plazo y rehabilitación del paciente.

El tratamiento de las fracturas faciales debe realizarse de manera exhaustiva y predecible. Más importante aún, la apariencia facial del paciente debe verse mínimamente afectada. Siempre se intenta acceder a los huesos faciales a través de la menor cantidad de incisiones necesarias. Al mismo tiempo, las incisiones que se hacen necesarias se diseñan para que sean pequeñas y, siempre que sea posible, se colocan de manera que la cicatriz resultante quede oculta.

Trauma Facial: Service
bottom of page